Quilmes: El sur del conurbano bonaerense se vio convulsionado en el mediodía del lunes cuando los manteros que se instalan en las arterias de la zona comercial recibieron un duro escarmiento.

Todo comenzó unos días antes del día del niño, cuando desde la tienda Coppel, que se encuentra ubicada en la esquina de la peatonal Rivadavia y su intersección con la calle San Martín, denunciaron a los manteros por no dejar que un grupo de voluntarios de Boys Scouts envolvieran en regalos en la puerta del local.

Y es que con motivo de la proximidad del Día del Niño, un grupo de Boys Scouts colaboraba envolviendo regalos en la vereda de Coppel, como un servicio a quienes pasaban por la zona y necesitaban que les envuelvan un presente.

Pero esta noble tarea se vio entorpecida por un grupo de manteros que desplegaron sus mantas en la vereda de Coppel y se sintieron molestos por la presencia de los Boys Scouts y no los dejaban que estos envuelvan los juguetes de los transeúntes.

Se produjeron en esos días momentos de tensión entre los manteros que se creían los dueños de la calle y los empleados de Coppel que solo querían que los Boys Scouts pudieran hacer su tarea en beneficio de la gente.

Pasado el día del niño, la gente de Coppel realizó una denuncia ante la Municipalidad de Quilmes, donde el intendente es Martiniano Molina, quien decidió tomar cartas en el asunto.

Y así fue. Porque este lunes echaron por la fuerza a los manteros y les decomisaron la mercadería.

Intervino en el operativo la AFyCC (Agencia de Fiscalización y Control Comunal), quienes con el aval de la denuncia que había presentado la gente de Coppel ante la Municipalidad de Quilmes, no dudaron en hacerles sentirle a los manteros todo el rigor de la ley.

Durante el mencionado operativo de desalojo de los manteros y decomiso de mercadería, se produjeron algunas incidentes menores, ya que algunos manteros se resistieron y un móvil de la AFyCC resultó con el parabrisas roto.

Finalizado el operativo, grupos de izquierda salieron en redes sociales a protestar contra el Intendente Martiniano Molina, y hacerlo responsable de lo consideran un acto de “represión”.

manteros-operativo-quilmes-completa

manteros-dos-completa

Pero lo cierto es que más allá de las protestas de grupos minoritarios, el Intendente de Quilmes, Martiniano Molina actuó como corresponde y conforme a la ley, y les dio un merecido escarmiento a los manteros quienes no solo se creen los dueños de la calle, sino que además consideran que tienen derecho a no permitir que nadie se ponga en la zona, aunque se trate de un grupo de Boys Scouts.

Loading...