Hay ciertas situaciones poco menos que insólitas y dan cuenta que muchas veces los seres humanos actúan de forma extraña sin medir las consecuencias de sus actos.

Y la noticia llega de la ciudad de Mar del Plata y da cuenta de un hecho de inseguridad donde los delincuentes eran don adolescentes.

Todo comenzó en la madrugada de este último sábado cuando la policía de Mar del Plata es alertada por el robo de una motocicleta perpetrado por dos masculinos. Rápidamente un móvil sale a la búsqueda de los sospechosos y los encuentra en la entrada de un barrio periférico llamado “Villa Vertiz”.

Ambos jóvenes delincuentes estaban empujando la motocicleta que acaban de robar a una mujer, presumiblemente porque se les detuvo el motor del rodado.

Son advertidos por personal policial, quien les exige que depongan su actitud. Y los jóvenes al verse que fueron encontrados con las manos en la masa, no opusieron resistencia y se procedió a la detención de ambos.

Pero en ese momento pasaba por el lugar un adulto de que se movilizaba en una motocicleta Honda y al ver que los dos adolescentes estaban siendo detenidos, intervino para que la policía no continuara con su accionar.

Antes de que ingresaran al patrullero a los jóvenes delincuentes, el mencionado adulto comenzó a discutir con los efectivos policiales para que liberaran a los adolescentes y se generó una confrontación.

El hombre de ninguna manera quería que la policía detuviera a los dos chorros, y tal vez pensando que al tratarse de menores se podía evitar la detención, seguía confrontando con personal policial.

Pero todo tiene un límite y no puede ser que cualquier desconocido intente impedir que la policía suba a un patrullero en calidad de detenidos a dos delincuentes por mas adolescentes que sean.

Conclusión: Terminaron los tres en cana.

Tanto los dos menores como el adulto fueron detenidos y trasladados en patrullero a la comisaría de la jurisdicción.

El adulto ademas de ser detenido sufrió el secuestro de su motocicleta, porque el  rodado carecía de documentación.

Los adolescentes quedaron imputados por “robo en grado de tentativa”, mientras que el hombre de 28 años por “resistencia a la autoridad”.

Loading...