No es ninguna novedad que el presidente de Bolivia, el señor Evo Morales está en la vereda de enfrente del Presidente argentino Mauricio Macri, por diversas cuestiones ideológicas y por que el primer mandatario boliviano es íntimo amigo de Cristina Kirchner.

Precisamente la amistad que forjó Evo Morales con la ex Presidenta argentina, generó que el primer mandatario de Bolivia nunca llegara a tener una relación con al actual Presidente Mauricio Macri, y esto quedo evidenciado en las últimas horas.

Y lo más grave de todo es que le actitud de Evo Morales no solo es cuestionable y reprochable, sino que además incluye a todo el pueblo argentino, cuando en realidad el problema del presidente de Bolivia es personal con Mauricio Macri.

Todo viene a cuenta de los incendios que se desataron en un sector de Bolivia hace un tiempo y que requiere que los bomberos bolivianos trabajan las 24 horas del día para combatir el fuego, y aún así no dan a basto y tuvieron que aceptar ayuda internacional.

Es así como países de Europa y el resto del continente Americano enviaron material de ayuda, alimentos, aguas, y recursos humanos para ayudar a combatir un fuego que de momento está fuera de control en la Amazonia boliviana.

Pero el Presidente Evo Morales mostró su peor costado cuando despreció la ayuda de 200 bomberos argentinos que salieron desde Buenos Aires e hicieron 2.000 kilómetros para llegar a Bolivia para ayudar a sofocar los incendios y no se les permitió el ingreso a territorio boliviano.

Los 200 bomberos argentinos llegaron a la mencionada frontera con Bolivia y esperaron en vano poder ingresar a suelo boliviano. Tuvo que intervenir el embajador argentino Normando Álvarez quien recibió una dura respuesta de parte del gobierno de Evo Morales.

“No hacen falta” fue lo que le dijeron al embajador Argentino, quien se mostró muy decepcionado con lo sucedido y en declaraciones a la prensa boliviana dijo: “me comunicaron que no hacían falta y  yo espere hasta hoy (martes), para ver si había un cambio de idea, pero no, y lamentablemente van a tener que hacer dos mil kilómetros de regreso”, lamentó.

De esta forma el embajador argentino en Bolivia confirmó la resolución que tomó el Gobierno de Evo Morales que parece que si los bomberos son europeos o de cualquier otro país son bienvenidos, pero sí en cambio son argentinos, “no hacen falta”.

Los 200 bomberos argentinos ya se encuentran de regreso en sus respectivos cuarteles, y seguramente tendrán la amarga sensación que hicieron en vano 2.000 kilómetros para ayudar a sus hermanos bolivianos, pero la terquedad y el desprecio de Evo Morales pudieron más.

Desde este lugar nos solidarizamos con los 200 bomberos argentinos y rechazamos tajantemente la actitud de Evo Morales que una vez más demuestra que a los populistas les pesa más la ideología, que el sentido común.

Loading...