Baby Etchecopar hizo esta mañana un durísimo editorial donde puso blanco sobre negro el tema de los derechos humanos, los desaparecidos y dijo la justa sobre Estela de Carlotto y Hebe de Bonafini.

Dijo Baby “Lo mejor que tuvo este Gobierno fue diferenciar la memoria de la mentira y las dos se escriben con “M”.

Y continuó: “Porque la memoria que pretenden que no les roben, es la memoria de usar a los desaparecidos, a los muertos, a los derechos humanos en beneficio propio para hacer negocios entonces están desesperados porque se les acabó el curro”.

“Estela de Carlotto y Bonafini usaron la memoria estafadora, porque acá hay dos memorias, la memoria de una guerra civil donde cayó gente de los dos lados, soldaditos que no tenían nada que ver y también cayeron inocentes estudiantes de Filosofía y Letras, de psicología, de izquierda, que no tenía nada que ver, y se enriquecieron un montón de caras duras sinvergüenzas que hicieron una empresa de vender suspiros”.

“Reciclaron la mentira y armaron un relato, donde en ese relato como en la suscripción de socios de los clubes podían subirse todos. O sea Cristina, que era montonera y Néstor, que era montonero, pero que jamás fueron montoneros porque eran prestamistas”.

“Y ahí pasaron a ser los hijos de p…, gente excelente y hasta intendentes de Bariloche, y pasaron todos a ser héroes hasta la vieja Bonafini”.

“Vuelven ahora a reflotar la mentira y reflotar la dictadura como herramienta. Ya murió la dictadura, ya pasó, nadie se acuerda. Vuelven a hablar del fascismo, palabras que eran arcaicas, que estaban en desuso, que no le servían ni le hacían bien a nadie, que no le importaban a nadie más que a los que se saben arrobar el nombre del fascismo y son fascistas”.

“Reflotan los desaparecidos. Porque cuando les va bien la cosa los desaparecidos siguen desapareciendo, pero cuando la historia les va mal automáticamente desentierran a Maldonado, inventan un relato y arrancan a mentir de nuevo”.

“Y como estamos en épocas de elecciones conviene volver a decir que a Maldonado se lo llevó la Gendarmería. Que el hijo de Bonafini está desaparecido, o que a lo mejor Carlotto va a encontrar el nieto número 131 de la listita que tiene para ir a buscarlo y va a decir traigan al 148 que tiene más historia, así conmovemos un poco más”.

“Lo que está pasando es que a la gente que tiene lógica, coherente y normal, que demasiados problemas económicos tiene, les chupa un huevo el nieto 149 como la última estaba que no era el nieto 130, que fue un invento, o la estafa del nieto de ella (Carlotto), que era todo un invento”.

“Y hay gente que compra mentiras, porque la historia se divide entre pequeñas realidades y grandes mentiras, y las pequeñas realidades son realidades duras. Por ejemplo la gran mentira de los 12 años del INDEC de Cristina donde teníamos menos pobres que Alemania, y la pequeña realidad es que tenemos 12 millones de pobres, pero este Gobierno lo dice”.

“Mientras ellos especulaban con el negocio de los desaparecidos, mi hijos laburaban para pagar los impuestos para que ellos especulen con el negocio de los desaparecidos, para que hagan choripaneadas en la Escuela de Mecánica de la Armada, para que busquen a Maldonado, para que jueguen a ser los patriotas y se lleven mucha plata con el verso de los derechos humanos como se le llevó la hermana de Maldonado. Porque además son tan deshonestos que la guita la agarraron”.

“A mí no me robaron la memoria y me acuerdo muy bien de los hijos de Bonafini, y de Sueños Compartidos y de las Universidad de las Madres”.

“Por eso hay que estudiar muy bien lo que fue la estafa de los 70 en la Argentina, y el uso y el abuso que se hace”. Concluyó Baby Etchecopar.

Loading...